sábado, 31 de mayo de 2008

Te espero

Te espero como quien espera un ramo de rosas
A la puerta
Aguardando al mensajero.
Te pienso como quien piensa en sus derrotas
Temblando
Como un perro entre la niebla.
Me gusta dibujarte con la yema de los dedos
En un techo desprovisto de señuelos.Madrugada inmaculada
Cielos santos
Brumas a medias.
Sí, me gusta invocarte en tus silencios
Y anular tu no-existencia con el chasquido de estos dedos.

Y bien sé que veo
Entre tus manos
Los suspiros de una-otra
Que en mi ecuación no entra.
Ni per-muta.

No me importa.
Ella no cabe ni en mi techo ni en mi cuarto.

Que te espero...
Que te tengo...
Bien lo sabes, oh lucero
Mustio invierno de secretos.

Que te quiero
No lo digo
Antojo de mis entrañas
De estos bucles escarlata
Ardiendo en fuego.

Sálvame de la bajeza de los días
De las falsas esperanzas en llamadas prometidas
De las cosas que no llegan.
Aprendiendo a esperarlas pasó el tiempo.
Lo recuerdo.
Y lo recuerdas.
No hubo nada.

Vagas
Vagas esperanzas.

Y ahora temes a estos ojos que alumbraron el camino
Y atrajeron a esas moscas que te llevaron consigo.

2 comentarios:

Liberto Brau dijo...

hoy te leo recién amanecido, que no siempre es madrugada... me pasé de rosca y amanecí hoy como pudiera haber amanecido mañana... amanezco pues y de seguido busco como cada día tus palabras nuevas (que hace tiempo, tanto, esperaba)... te leo y releo (a estas horas es un placer húmedo que huele a café)... me entretengo en tus vericuetos (vagamundeo sin prisa)... llueve en la isla, lluevo... te leo y releo (no quiero tener nada mejor esta mañana bajo la lluvia)... te regalo un manojo de heliotropos... huelen a café tus letras...

Addictive Epicurean dijo...

La planta más acertada para esta mañana. Ha sido el primer día que no ha llovido en absoluto durante casi dos semanas. Echaré de menos la lluvia, pero me quedaré con los heliótropos. Son flores, me gustan las flores... El año que viene por estas fechas mi balcón estará lleno de ellas.

Lee de mí todo lo que quieras, que pocas veces son las que mis dedos cobran vida. Y si algún placer te aportaran mis palabras, consideraré que en cierto modo voy pagando tus mentiras.

Por cierto, perfecto tu nombre también con mi nuevo interés pirata.
Libert/o, libert/aria.

Template by:
Free Blog Templates