miércoles, 23 de septiembre de 2009

Lo que más odio de mi trabajo...

Lo que más odio de mi trabajo son los errores de cálculo. Generalmente suelo tener buen ojo a la hora de estimar el tiempo que tardo en hacer las cosas, así que me monto mi calendario en base a ello. Ahora bien, la traducción es traicionera. Muuuuy traicionera, y a estas alturas es algo que ya debería tener más que claro.

Hay tres desgracias logístico-temporales que pueden acontecer en el proceso traductológico:

1.- Maldita terminología
Vas cual cohete espacial, atravesando páginas de texto a velocidades de vértigo, orgullosa de tu melódico teclear y rapidez de reflejos. Yeah... Hasta que te topas con un obstáculo en el camino. Generalmente una palabrita, una referencia, un comentario chiquitín y a pie de página que te tiene tres horas buscando por Internet para saber a qué narices hace referencia. Como bien puede ser el "Regimiento Volinskii" (y me da igual si está mal escrito), el Palacio Tauride o el nombre del presidente del sóviet de San Petersburgo. Huy, por no mencionar el día me pasé dos horas en el Google Maps intentando encontrar una calle de Moscú porque no había ninguna otra referencia posible.

2.- Error de cálculo
Los errores de cálculo tienen lugar cuando tus estimaciones te juegan una mala pasada y allí donde veías "el mismo texto de siempre" resulta que hay una ingente cantidad de palabros y no dejas de pensar: ¿Cómo puede condensar esto tanto texto? Que es lo que me está pasando. Y no dejas de preguntarte una y otra vez... ¿Pero es que estos no callan ni debajo del agua? Y cuando cuentas las páginas por hora te dan ganas de llorar, sobre todo cuando aparece algún que otro detallita del punto 1.

3.- Qué risa, María Luisa
Los chistes. Esto es lo peor... Cuando en una serie de animación te aparecen chistes verbales. Pero no sólo eso... No, no es suficiente con que tengas que reescribir el guión para que tenga gracia en castellano. A los muy ********** no se les ocurre otra cosa que poner dibujitos relacionados con los chistes al fondo de la pantalla de modo que te dejan un margen nulo para intentar hacer algo gracioso.

Ejemplos proximamente.

En fins... debería ir subiendo los retos traductológicos con los que me voy topando. Aunque la mitad de las veces, las soluciones me dan más vergüenza que orgullo.

5 comentarios:

Drizzt dijo...

Lo de las calles de Moscú y google maps... o_OUUU

hypericon dijo...

Y cuando no existía el google maps... ¿cómo supo el autor sobre esa calle de Moscú? ^^'

Yo soy esos lectores que no se fijan demasiado en la profundidad de la traducción, y diría que la mayoría de gente profana en el tema tampoco lo hace. Así que no pases vergüenza, con que suene bien, más o menos coloquial o no, y sea lo suficientemente explicativo estará bien. Y si alguien quiere una traducción a su gusto que se la haga él. Los RAW corren como agua de río en internet ^^'

Black Hole dijo...

Sé que no lo harías, pero podrías intentar poner una nube de palabras sin sentido y dejar que el amable lector se imagine lo que quiera ^^U

Addictive Epicurean dijo...

a) Y que lo digas... Ese día me acordé de la madre del alfabeto cirílico y de toda su familia política. A ver si puedo ir colando aquí alguna que otra curiosidad de traducción. Jis, jis.

b) No quiero ni pensar en lo que sería trabajar desde una biblioteca. De hecho no quiero ni pensar lo que sería trabajar sin San Google y Santa Wikipedia :S

La verdad es que me das muchos ánimos. En la carrera siempre te dicen que una traducción es buena cuando no es una traducción. Lo importante es que sea un texto autónomo, que funcione por sí mismo y resulte satisfactorio a todos los niveles. Creo que cuando traduzco es eso lo que intento transmitir: Ser fiel a la historia y los personajes y entonar todas las palabras como mejor encajen con ello. Creo que el respeto por la esencia de una obra es también la mayor muestra de respeto por el trabajo de su autor.

c) Aysh, jo... Si no fuera tan tonta, de vez en cuando lo haría. Pero es cierto que tengo un talento prodigioso para amigüear (toma verbo) las frases cuando pueden ser entendidas de diferentes maneras en el original. Eso y mis horribles chistes de palabras, claro. Como ultrajada vs. ultra trajeada. T_T

Black Hole dijo...

NOoooooooooooooooooooo... ¡¡¡mis ojos!!! O_O ( :P )

Template by:
Free Blog Templates