domingo, 14 de enero de 2007

Telefónica

Pero qué bonitas son las entradas y los posts sobre Telefónica. Estos sí que parecen cuentos de hadas por lo imposible y ridículo de las situaciones.

Toda la historia comenzó en el santo momento en el que en el piso decidimos contratar el duo de telefónica, con tarifa plana de ADSL y llamadas nacionales a fijos. El primer intento fue via internet y en 10 días no hubo respuesta... así que a continuación fui a una sucursal de telefónica a contratarlo directamente. A ver si de esa manera funcionaba.

Y bien que funcionó. Solicitamos el alta de línea gratis y el pack dúo ése. Y perfecto; creo que en unas 48 horas teníamos llamando a la puerta al señor que debía traernos el material necesario para las instalaciones de rigor. El buen hombre entró como Pedro por su casa- tipi tapa tipi tapa - y configuró el portátil y los ordenadores de sobremesa para poder acceder a Internet sin cable, mediante wi-fi.

Y mientras tanto, yo sin ordenador y sin conexión porque todavía estaba pensando que había posibilidades de resucitar mi viejo portátil.

Ahora viene lo bueno.

Primera Factura:
A pesar de solicitar el alta de línea gratis, etc. Telefónica nos sabló 167 euros, en lo que nosotras pensábamos que era la instalación y el pago por el rúter. Así que no dije nada y me mordí la lengua aún a costa del peligro de envenenarme si mordía muy fuerte - las pestes que quería soltar yo sobre la compañía.

Segunda Factura:
Y esto ya es el chiste. Nos clavaron 350 euros por la instalación. Lo curioso de todo es que nosotros nunca solicitamos el servicio, sino que el hombre se personó en el piso e hizo su trabajo como si nada. Y para colmonunca nos comentaron el precio de los dispositivos que nos instaban instalando para no necesitar cables de conexión en las torres, ni siquiera la tarifa de la instalación.
Lo más bonito de todo fue el momento de: "Pero esto sólo son 40 al mes, verdad? No hay sorpresas" "No, no claro que no... sólo la tasa de 40 + el mantenimiento de línea"

Sí vamos, ya veo. Como para fiarte, que lo preguntas directamente y no te dicen cuánto cuesta el servicio. Que la gente te añade los servicios y dispositivos que quiere sin consultarte si te interesan o no, como si ya vinieran en el pack. Si no te informan ni preguntando ni sin preguntar, cómo se supone que se puede saber lo que te está costando de verdad?

2 comentarios:

Black Hole dijo...

Qué decir... qué más puedo decir salvo que es guay, que mola, que es lo más mejor de este mundo...

Qué pena que la inquisición no se encuentre a saldo para soltarla sobre Telefónica y telecos en general... ¬.¬

Addictive Epicurean dijo...

Pues sí, ya ve usted. Yo los lanzaría a todos a la hoguera, pero viendo que de momento eso es algo imposible... me limito a acudir a la oficina del consumidor y ver qué me dicen por ahí.Esperemos que sirva para algo.

Template by:
Free Blog Templates