viernes, 22 de febrero de 2008


Hay gente que se tumba sobre el césped mirando hacia abajo para sentir que abraza el mundo. Y otros, como yo, lo hacemos mirando hacia el cielo para sentir la columna vertebral sobre la tierra y pensar que no caerás.

Un día de solecillo primaveral, cuando todavía no hay bichos, césped verde recién crecido y cerrar los ojos cara al cielo. A la primera persona que me regale un momento así... Pues igual le declaro amor eterno o algo.

6 comentarios:

Black Hole dijo...

Y yo que eso solo lo disfruto de pie en mitad de la lluvia... o.O?

Drizzt dijo...

Pues a mí de pequeño (cinco o siete) me daba bastante impresión tumbarme boca arriba en el balcón de mi casa por la tarde (tarde tarde, no sobremesa). Era en primavera o verano y ver la bóveda azul sobre tí y como iba tornándose a un azul mucho mas oscuro daba una sensación rara como de vértigo, pero de caer hacia arriba. Y en hecho de estar suspendido sobre el suelo en un balcón acrecentaba esa sensación.
Un soplido desde abajo y fiú, te perderías para siempre.
No era una situación nada cómoda, pero no obstante repetía, quería verlo otra vez.
Lo raro es que nunca he tenido vértigo, de peque con los compis en las excursiones era de los primeros que se subían a la torre de los castillos de por aquí o en el Torreón del Alcázar y se reía complacido de los que no querían mirar abajo desde esos sitios.
¿No os ha pasado eso alguna vez, ese vértigo "hacia arriba"?
(pensamiento vagabundo ^^UUU)

Ops, otra cosa (pensamiento vagabundo two), jejeje, en serio sólo me parece a mí esa postura de la gente tumbada en la hierba, ¿extremadamente vulnerable?... y mas con los ojos cerrados.
No sé, jeje, un perro juguetón desbocado por el parque, un golfo apandador y tu mochila (como los de tío Gilito XDDDD) o el riego automático... y jo... sería muy muy muy tentador tener el "botón rojo" del riego delante y no apretarlo, un esfuerzo de esos que te dan 1000 ptos experiencia y desplazan ligeramente tu alineamineto a Legal Bueno por resistirte a la idea. No sé, es una tontería, pero yo no me pondría así, aunque cree el ladrón...

Señora Anónima dijo...

A mí me ha pasado lo del 'vértigo hacia arriba' cuando miraba las estrellas desde mi terraza. Hace unos años me aficioné a la astronomía/logía, en mi antiguo pisito soñaba con tener una terraza mayor que me ayudara a orientarme mejor, a poder ver el cielo abierto. La terraza mayor trajo el pánico a él, y abandoné la afición... fue raro porque no suelo abandonar así como así aquello que me gusta, y más cuando ya me cuesta bastante abrazarlo.

Más que el césped a prefiero los lechos de hojas en el otoño, ahí sí que me hundiría entre el olor a tierra y humedad hasta perderme. Cara arriba, claro, por evitarnos el molesto dolor de espalda ¬¬u Es curioso que prefiera hundirme en la tierra a sentir su apego...

Pau Llanes dijo...

Dime... a qué sí... a que a veces uno/a cree tocar el cielo... ummm... vuela y planea surfeando sobre la brisa... besos... pau

Pau Llanes dijo...

Arterapia Sentimental y Pau Llanes cumplimos hoy un mes de vida… Gracias por tu lectura y afecto… Te invitamos a una tarta de palabras de chocolate… Saludos… Pau

Pau Llanes dijo...

te echaba en falta... sólo era para que lo supieras... beso... pau

Template by:
Free Blog Templates