lunes, 18 de agosto de 2008

Romanticismo de hoy y de siempre (y el dentista)



Durante el romanticismo sucedieron muchas cosas, aunque ahora el sentido original de la palabra se ha ido por el retrete, como tantos otros términos y fenómenos que mutan con el tiempo. Originariamente fue un movimiento que promulgaba la libertad y los sentimientos, frente a la fría lógica y la razón. Muy a grandes rasgos... No es éste el punto que me interesa del tema. Ellos concebían la naturaleza. Hablaban de ella, la sentían, la buscaban, la cantaban (como si dijéramos). Nunca he sido muy buena en historia y en englobar movimientos... Soy más de detalles pequeños.

En fin, la cuestión es que desde que volví de mis tierras frondosas y húmedas del norte, los bosques milenarios y las montañas escarpadas teñidas de esmeralda... ¡Estoy que me muero en Barcelona! Nunca he sentido demasiada inclinación por el romanticismo, pero el otro día me planté en la Fnac buscando como loca algún libro con alguna recopilación poética de Keats. Aunque no fuera gran cosa... Sólo quería oír a una persona que supiera escribir, cantando desde la ciudad que ojalá estuviera en el campo.

Hay autores a los que admiras y aplaudes; y otros, más entrañables a tus ojos, con los que simplemente coincides. No es que digas: "Estoy de acuerdo son su visión de la vuelta al campo..." Sino que es más bien un: "¡Sí! ¡Es que es eso! ¡Justo eso, lo has clavado, tío!" Pues así ando ahora yo con Keats... Llorándolo en el metro y pensando, ay cordero, la razón que tenías.

Me han impactado especialmente estos versos:
Oh, solitude, if I must with thee dwell
Let it no be among the jumbled heap
Of murky buildings.

(Oh, soledad si contigo por fuerza he de vivir
Que no sea entre la maraña selvática
De lóbregos edificios.)

Hace un ratito de nada que me he ido a duchar. Había dejado la ventana abierta para que se ventilara el baño (¡Porque olía a lejia! ¡A lejia!), y de repente me encuentro la luna asomando por ahí. Me he quedado como tonta mirándola y al final le he sacado una foto y todo. Y yo pensando: pero si llegas hasta aquí, compañera, no sólo brillas en el mar.

Es como todo en la gran ciudad, más sutil, más fugaz, se cuela entre los resquicios. Y en los resquicios hay que buscar si quieres magia. Publicaré un libro que se titule: 1001 trucos para huir de la realidad.

Y he pensado... que si el romanticismo emergiera otra vez con su esencia original... Tal vez cantaría a estas cosas. A estas manifestaciones diáfanas, rápidas y exultantes de una naturaleza tan primigenia y pura que choca con esta jungla de asfalto. Ya es demasiado tarde para tratar de ser bucólicos y hablar de la naturaleza en estado puro... Muy lejos te tienes que ir para vivirla. Pero bueno... Esa es otra historia.

Y ahora un acertijo curioso de mi mente para que siga entrenando mi simbología a pesar de que no tengo tiempo deleer últimamente. Anoche terminé de ver la segunda temporada de Dexter (ñami, ñami)... Pues bien, hoy he soñado que iba al dentista. Y no... mi dentista no era Dexter como podría suponer todo hijo de vecino, sino el sargento James Doakes (véase foto abajo):



He ahí mi impresión al despertarme y preguntándome lo que diría Jung si se lo contara. El colmo es que sé lo que diría Jung si se lo contara... Así que por mi parte, voy a seguir haciendo tetris mentales, que hay demasiadas cosas que ajustar ahí dentro.

P.D. Sí, mi baño es rosa... Pero calma, que para fin de año habré hecho una reforma integral del mismo.

6 comentarios:

Black Hole dijo...

¡Queremos foto de la bandera pirata!

ignorada-x-lj dijo...

Lo primero que me ha venido a la mente al ver la foto ha sido el asombro al ver un baño rosa (defecto profesional -.-') Además me he pensado que la luna era una farola, y mi pensamiento final ha sido que qué chungo tener una ventana en el baño iluminada de pleno por una farola (pégama) Me dan pánico los baños con ventana >.< son como baños con cámara oculta. Lo pasé fatal de peque en una casa de campo que tenía un ventanón de pantalla de cine con una cortinilla que de vieja y apolillada se transparentaba... delante del váter!!! NUNCA MAIS. Y menos mal que la moda de añadir puertas de espejo a los armarios de enfrente del inodoro se empieza a perder... pq verte ahí puede ser divertido un día, dos... no toda la vida ¬¬ (necesitaba decirlo)

Si necesitas información sobre el romanticismo histórico: La Estética del Romanticismo, por Paolo d'Angelo (ed. la Balsa de la Medusa, Léxico de Estética) Como libro referente al arte quizás decepciona por la objetividad con que plantea el hecho artístico, pero como introducción al hecho histórico, teórico e ideológico es una Enciclopedia de bolsillo... un trabajo asombroso para cualquiera que quiera introducirse realmente en la materia.

Gracias por tocar temas históricos... para mí, quizás, el problema con el romanticismo no es tanto en qué ha derivado su significado, porque me parece que aún conserva su sentido original también (cosa que no ocurre con la palabra 'moderno' por ejemplo) sino la predisposición de la gente en general a mitificarlo mediante cuatro artistas y literatos sobradamente conocidos, por ejemplo, y a estancarlo ahí... como si la oda a la Luna hubiera nacido por generación espontánea en la boca de Baudelaire y ahí hubiera muerto. De hecho, Baudelaire era ya un simbolista (tu lo sabrás mejor que yo... aunque ciertamente también se trata su figura en las clases de Arte Contemporáneo) y, sin embargo, para el subconsciente colectivo es uno de esos máximos exponentes románticos.

Tratar de ver los pequeños fragmentos está muy bien, pero si con ellos al final conseguimos enlazar la gran red que los abocó hacia su surgimiento, no siempre en las condiciones más optimas. Todos los humores, todos los estados de ánimo, todas las expresiones y formas de sentir humanas han estado ahí, siempre... sólo hay que entender que cada época propició el surgimiento de un humor en particular por encima del resto, abriéndose paso de entre las sombras hasta convertirse en hegemónico de un periodo, tal y como hoy lo conocemos.

También es cierto que aún somos herederos directos del XIX en todas sus vertientes, en la forma de entender el arte, el mundo, etc. Las nociones de progreso, de belleza, de orden mundial, el de la subjetividad del individuo o el de la propia felicidad no han hecho más que dar reveses a nuestro alrededor, plantearse y replantearse una y otra vez a los largo de dos siglos... ahora con optimismo, ahora con pesimismo, ahora dando excelentes frutos, ahora mostrando lo peor que podían mostrar.
Sólo un par de cosas son las que nos distancian de nuestro pasado más inmediato... una es el olvido (la parte mala) y la otra su mitificación (la buena) pq el mito se crece en base a la ausencia de noción histórica, aunque sea sumamente hermoso y creativo recrearnos y reinventar el pasado desde el otro lado del espejo.

El XIX se volcó en la ruptura con un pasado, su pasado más próximo, que no era (ni fue) capaz de dejar atrás. Hacía falta un gran aparato intelectual, una puesta en escena muy firme que variara las fichas en el tablero y que lograría jugadas impresionantes en todos los campos, pero que no por ellos consiguió acabar con el juego. La sociedad es una masa que cuesta mucho de mover, que siempre reacciona tarde y va a destiempo.
Por juicio y razón geométricamente entendida y aplicada se entiende al clasicismo más puro que llevaba, desde su momento de máximo esplendor (el XV en Italia) intentando huir de sí mismo y reconvertirse en algo práctico... el barroco lo logró mediante gran hazaña, trabajando desde dentro mismo, desde su propio lenguaje, y llegó, con su carga terriblemente contradictoria y polivalente, a extremos que hoy ya no sospechamos. Los focos dedicados a la tabula rasa del raciocinio y al ideal geométrico humano fuera del campo de la teoría y, sobretodo, en lo que se corresponde al arte, son realmente muy pocos. No... no en nuestro territorio en donde el helenismo mismo (piedra angular) tuvo que reconvertirse así mismo en emoción y torsión para llegar a expandirse.

Un último foco desmedido, como el de un fuego que se sabe extinto y exhala su último chispazo, fue el de un neoclasicismo inerte y post revolucionario, fruto de una sociedad cansada y a la deriva, con cierta necesidad de dosis de estoicismo, que le vino de perlas a Napoleón para darle juego a su propia figura. No duró ni una década...

El problema es que no nos damos cuenta de que llevamos buscando las mismas cosas, las formas precisas para expresarnos y vivir libremente las emociones así como la experiencia estética, durante toda, toda nuestra historia (y no desde hace dos siglos). A partir de ahí entra en juego la gente que, como tú, analiza las cosas desde una óptica diferente, desde el uso de un color o de una estética precisa, de elementos pequeños que de repente entran en juego, por simple sque parezcan.

Habrá muchos pregoneros de supuestas ideas románticas por ahí fuera... pero pocos, pocos dais de verdad el perfil, ese perfil recortado con tijera obtusa capaz de proyectar una sombra aún más oscura en donde el influjo de la luna se refleja más fuerte que en el resto. Pocos sois de verdad esos hijos, que no herederos, hijos de las aguas oscuras del XIX.

...

ignorada-x-lj dijo...

Qué rollazo te he soltado, por dios >.<

aphonie dijo...

¡Me uno de mala manera a la petición de la foto a la bandera!
Tengo un glam ahora mismo que no veas, solo falta que me prestes esa preciosa flor roja que tienes ;)

Destroyer dijo...

Tienes toda la razón respecto a lo de entender todos los engranajes, tanto tiempo pensando en el curro me han hecho estar completamente seguro de "mi gran cagada" que fue escoger la carrera que escogí, por eso he decidido cambiarme y por eso por primera vez estoy completamente convencido de que lo estoy haciendo bien ^^(o al menos eso creo)

También tienes toda la razón en lo de que las palabras degeneran y en lo de disfrutar de los pequeños momentos romanticos.

Por último te diré que puedes escribir tantas parrafadas como quieras que siempre serán bien recibidas.

SATURNAL dijo...

tienes el baño sweet
XDDD
pinta un metamorphose en la cortina de la ducha
...
hablando de dentistas y personas que salen en la tele(vaya macedonia) hace tiempo soñé que mi dentista era un griego vestido de griego y con un collar de conchas... alguien recuerda haber visto alguna peli con un tipo así
es que me niego a pensar que mi cerebro creó semejante bizarrada y qeu de algun lado debí coger la idea
*risa histérica*


En julio cuando salía del trabajo por la noche habia una luna enorme, daba igual como era enorme y bajando de camino a Sagrada Familai era aún más enorme

No podemos remediarlo somos licantropas ejerciendo a la fuerza de vampiras

Template by:
Free Blog Templates