martes, 8 de junio de 2010

Sabes que va a ser un buen día cuando...

Bajas a la carrera las escaleras del transbordo de Urquinaona y tienes al conductor del metro mirándote y diciéndote con la manita: Vamos, vamos, que te espero. Y tú le soplas un beso al abuelete.

Je ne sais pas pourquoi, mais je ne fais qu'ecouter cette morceaux.



En momentos como éstos es como si la sombra me hubiera vuelto a alcanzar y digo: "Es bueno estar de vuelta". Quiero una grapadora para que no se vaya. Estoy demasiado cansada de ser una acelga mustia. Supongo que lo veo ahora porque me he venido dando brinquitos por los pasillos del metro tarareando.

Hará ya cosa de año y medio, cruzando un paso de cebra subiendo por Paseo de Gracia paré a un amigo en medio de la carretera y le dije que mi objetivo en la vida era recorrerla bailando. Aaaaaaaaaargh... Grrrr... Hmpf, hmpf. Ñuuuuuuuu.

Me daría de cabezazos contra la pared si no fuera porque duele.

1 comentarios:

Drizzt dijo...

Me recuerdan a los músicos folk desertores de la Confederación que salían en Cold Mountain

Que bueno verte por aquí de nuevo ^^

Template by:
Free Blog Templates