martes, 8 de julio de 2008

Hasta en el supermercado

Es martes, de camino al ecuador de la semana. Un martes sombrío, como de tormenta sin llover, de pantalón pirata y calcetín rojo, de noche entera sin dormir y fregadera aún estancada a pesar de la sosa cáustica. Conversaré con el alien que a este paso deben de haber generado las cañerías.

Pero creo que debe de ser a causa del sueño, o mejor dicho la falta de él. Perder noches no es algo que me moleste demasiado, el único aspecto un poco negativo suele aparecer al día siguiente. A eso de la tarde/noche me vuelvo ligeramente taciturna, melacólica, pero no triste. Es como jugar con la tristeza sabiendo que vas a ganar. Algo extraño bajo un cielo plomizo a deshoras.

He tenido un par de ataques de sueño en los que pensaba que perdía un poco la cabeza y creo que ahí radica la causa. Un procesamiento un tanto extraño de los acontecimientos a mi ordenador originado por el hecho de que mi subconsciente estaba bastante más despierto que mi EGO. Una pequeña despersonalización en el metro y nada más grave que eso.

Al grano. La cuestión es que he ido al supermercado. He comprado zumo, queso, jamón, nueces, empanadillas (of course) y el siguiente desatascador para la fregadera. Me estoy haciendo todos los de la estantería, a ver si al final el desagüe cede. Cuando he ido a pagar he visto a un chico delante de mí. Un chico guapo, reconozcámoslo. Lo raro es que me lo haya parecido.

Estaba poniendo la compra en la cinta y le iba mirando de reojo mientras hacía otro tanto en la caja de al lado. Piel tostada, pelo moreno semi rizado, dimensiones perfectas y vestido con camiseta y pantalones, lo más normal del mundo. ¡Y de repente me ha mirado, tía! ¡Aaaaaaaah!... NO. Bueno, sí, me ha mirado pero lo importante eran sus ojos. Azules, un azul claro, un azul gélido, casi transparente que juraría haber visto en la mirada de otra persona, pero no consigo recordar dónde. Yo simulaba estar sumida en mis cabilaciones mientras miraba la estantería de chicles de al lado. Cuánto glamour tiene esto hoy, ¿no?

Y entonces lo he visto... en su cuello. Una línea perfecta que lo rodeaba todo, como de quemadura. ¿Como de soga? En ese momento pensaba que el tema de la falta de sueño se me había descontrolado, que me iba a echar en la cama nada más llegar a casa. Así que a toda leche he terminado de pagar y meter las compras en la bolsa... Cuando me doy cuenta de que el chico me está mirando la muñeca izquierda donde tengo una marca similar y cuando le pillo en plena faeana no se le ocurre otra cosa que mirarme y sonreír.

He venido pitando a casa y me he tenido que poner a hacer bricomanía en el balcón para quitarme el momento de la cabeza. (Después de atacar al desagüe de la cocina, evidentemente). A veces creo que Madame Tarántula de verdad me persigue... No sé si prefiero que sea consecuencia del sueño o no. Pero de momento, sé de una que está en estado vegetativo+.
es

11 comentarios:

Black Hole dijo...

Las noches en vela traen días extraños a la fuerza... El motivo es que la realidad ya está distorsionada, hagas lo que hagas...

Quizás así, en ese estado, te vuelves un atractor para cosas "curiosas"

Addictive Epicurean dijo...

Tal vez sea cierto que en este estado disloco un pocomás la realidad y las cosad dislocadas llegan a mí.

Ahora que estoy tranquila lo pienso y no sé por qué me he asustado tanto. Tal vez sea porque en un momento he sentido la presencia de la Reina Araña de algún modo (mi estado >_<) y ha sido eso más que el hecho en sí.

Thanks por lo de ayer ^^ Estoy bebiendo zumo, pero no es de manzana XD

Drizzt dijo...

O_O, ¿qué era al final la marca de su cuello y de tu mano? me ha dejado con la intriga...

Eithne dijo...

Lo describes de una forma que casi puedo verlo delante de mí. Desde luego, tienes una buena colección de historias curiosas... a lo mejor tarde o temprano te acaban llevando a alguna parte, quién sabe.

Addictive Epicurean dijo...

2.- ¡Aaaaaaaah! ¡Pues no lo sé! Lo comenté en casa y mi compañera me dijo que igual se lo había hecho haciendo deporte. Que es más probable... Pero fue el momento, de verdad. Tan ominoso que recayó sobre mí O_O. Fue la sensación (propiciada por el sueño) más que el hecho en sí... Pero como se me contaminó la realidad, quería compartirlo con vosotros. Fue un momento bonito.

2.- Aysh, aysh... No lo sé. De hecho, no son tan curiosas, creo yo v_v. Sólo días cotidianos, pero hay veces en las que aunque el hecho permenzca igual, la percepción varía. Y entonces es como si cogieras la paleta de colores y pintaras sobre la realidad. Y si eso lo consigo expresar en un texto, puedo estar contenta ^^. Últimamente (a raíz de un trabajo de la ofi) me he dado cuenta de lo que tengo que mejorar y cómo tengo que enfocar algunos aspectos de mi redacción... No quiero dedicarme a esto en serio, pero lo quiero hacer bien. Gracias por leerme porque para mí es mucho ^^ Como si a la Dama de Shalott le llegara una respuesta a la canción a través de la ventana. jajajaja. Pero sin ser tan buena (todavía jeje)

ignorada-x-lj dijo...

Te envidio (estoy en mi derecho ^^) cuando alborotas la magia a tu alrededor.

(Y yo ahora acabo de mirar un momento los archivos que -resulta que me ha dado por hacerle un chequeo a mi PC- el antivirus me va analizando, y de entre todos los nombres ilegibles típicos de los procedimientos internos de un ordena me ha salido, por un segundo y en mayúsuclas, la palabra 'borderline' ¬¬')

Addictive Epicurean dijo...

Ey, ey... ¡Pues ésa es una señal! Que hay que tenerlas muy en cuenta! O_O

Recuerdo una vez que en clase, ojeando un diccionario de japonés le dije a una amiga: ¡A ver qué palabra me sale! Y va y aparece machibuse. Es decir... esperar a un chico a la puerta de su clase cuando entra y sale para verlo. En fin... ya imaginarás el resto. Jajajajaja.

Es querer alborotar la realidad más que alborotarlo de verdad. Pero se sigue intentando, algún día lo conseguiré. Algún dia vendrá Madame Tarántula a buscarme y señalándome con una de sus garas dira: quiero que trabajes para mí... A cambio te conseguiré lo que más quieras.

Pero tengo que seguir entrenándome para encontrar algo que la Reina Araña quiera de mí.

SATURNAL dijo...

la mágia de Amelie te persigue
XDDDDD
y no sé si es bueno o malo
*mmmmmmm pensando mucho mmmmmmm*


vivan los desatascadores del partido y los desagües revolucionarios
XD

Addictive Epicurean dijo...

Ya ve usted, señorita ^^

Aunque yo más bien pensaba que era que mi cerebro dejaba de funcionar o mi subconsciente me quería mucho. jajaja.

Sí... hoy voy dar un paso más en la invasión de las cañerías de la cocina. Lo próximo: fontantería casera.

Tiembla Barcelona.

SATURNAL dijo...

uoooh
sobre el chico te diré que en realidad en tu alterado estado (ado ado ado adoooo XD) alcanzaste el cénit de la mística de nuestros días (aborregados días) y lograste ver con el ojo interior.
Y qué viste?
Oh qué vio ella? (<-- voces del coro griego que siempre me acompaña)

Viste la soga que le constreñía, la hipeteca que le ahoga todos los meses, el estres que como una culebra se le enrrosca en la gargante, la señal que deja la espada de damocles cuando no pende sobre tu frente sino cuando amenza con decapitarte
XD

Eso vio ella
Oh! si! eso vio ella
(sigue siendo mi coro griego)


mis post molan

Addictive Epicurean dijo...

Mucho.
Cuando nos veamos le diré a tu coro griego que saque a pasear a mi formación delta de unicornios XD.

Tus posts molan porque eres tú. Porque a nadie más se le ocurrirían ^3^

Pero yo sigo pensando que era un enviado de Madame Tarántula! >_<

Template by:
Free Blog Templates