martes, 14 de agosto de 2012

Christina Rossetti - Remember

Sí, señor: he vuelto a la poesía. A leerla, que no escribirla... He comprobado que, por mucho que me esfuerce, no paso de hacer algo mediocre. Sin embargo, he cogido a los viejos clásicos con ganas. Por el momento, he profundizado sobre todo en Keats y algo en Christina Rossetti (hermana del pintor, sí). 

La obra de esta última me sorprendió bastante. La consideraba una vieja amargada y religiosa, pero he descubierto que tiene un estilo sin grandes artificios, suave, tierno y sobre todo cercano. Mucho mejor eso que los poetas oscurantistas, que tiene que retocarlo todo de arriba abajo. Luego rascas la superficie y te das cuenta de que abajo no hay nada que realmente quisieran decir.

Pongo aquí un ejemplo que me llamó mucho la atención. Este pensamiento yo lo he oído entre mi familia y tal vez en algún libro donde sale un personaje que disfruta de la vida hasta el último momento, pero no creo que esté tan extendido. Es aún más curioso cuando sabes que fue escrito por una mujer religiosa en pleno victorianismo, cuando los clichés del luto eran todavía muy estrictos.

Nota: La traducción es mía, así que no lleva métrica y la rima es asonante donde buenamente he podido colarla.


Remember me when I am gone away,
Gone far away into the silent land;
When you can no more hold me by the hand,
Nor I half turn to go yet turning stay.

Remember me when no more, day by day,
You tell me of our future that you planned:
Only remember me; you understand
It will be late to counsel then or pray.

Yet if you should forget me for a while
And afterwards remember, do not grieve:
For if the darkness and corruption leave

A vestige of the thoughts that once I had,
Better by far you should forget and smile
Than that you should remember and be sad.

Traducción:
Recuérdame cuando me haya marchado,
lejos, hacia la tierra del silencio.
Cuando ya no puedas agarrarme de la mano, ni yo
girarme para irme y volverme en el último momento.

Recuérdame cuando día a día no me hables
del futuro que a mi lado imaginaste.
Tan solo recuérdame. Bien lo sabes,
será tarde para ruegos y consejos.

Si por un momento me olvidaras y más tarde
regresara a tu memoria, no hay lamento.
Si la oscuridad y la corrupción dejan

un vestigio de mi antiguo pensamiento
prefiero que sonrías y me olvides
a que llores por volver a mi recuerdo.

2 comentarios:

Drizzt dijo...

Hay un comic amateur (BN a lapiz) en un blog sobre la hermandad Pre-rafaelista, en la que aparte de los chicos conocidos (y el wombat Rosetti XDD) salen también las chicas de la "sisterhood".

A Cristina si que la pintan algo amargada:
Cristina, Lizzie, y la Sra. Brune-Jones
Fanny Cornforth, Annie Miller y Jane Morris (que sale sin el famoso broche de perlas para el pelo en espriral, y que creo se perdio o fue robado o lo prestaron y no fue devuelto...)

Addictive Epicurean dijo...

¡Jua, jua, jua! ¡Que buenoooo!

Las han clavado, la amargada de Cristina (lo sabía, no podía ser la única que se la imaginaba así), la estirada de Lizzie y la buenaza de Georgie.

Lo único que falta es que Fanny saliera con las nueces que cascaba en el mercado en lugar de con la manzana. Creo que esa historia existe, en serio, pero igual es que se me ha ido mucho la pinza.

Template by:
Free Blog Templates