lunes, 10 de septiembre de 2012

¡Hola, me llamo Lucy!

¡Hola, me llamo Lucy! es una idea feliz que tuve un buen día de invierno, pero a la que nunca he dedicado demasiado tiempo. Lo sé, lo sé, soy la reina de los proyectos que no llevan a ninguna parte. De hecho, empiezo a creer que el día que yo haga algo se romperá el primer sello y todos los presagios del Apocalipsis se cernirán sobre nosotros. En fin, serafín: a lo que iba.


Nadie sabe cuándo ocurrió, pero a partir de cierto momento Dios y el diablo comenzaron a jugarse las almas de los hombres. El Altísimo contaba con su radiante séquito de serafines y arcángeles, en tanto que al antiguo portador de luz solo le quedaban las huestes desastradas de su ejército. Así que, ni corto ni perezoso, se reprodujo por partenogénesis y creó una legión de criaturas infernales que le servirían para su propósito. Nacieron de él las seductoras diablesas que llevan al hombre por el camino de la amargura, los caballeros mefistofélicos portadores del conocimiento más secreto y los vendedores liantes que te llevan a casa desde aspiradores hasta la eterna juventud. Y luego, en un último esfuerzo de sus células anteriormente conocidas como angelicales, nació Lucy.

Lo cierto es que quedó poco para ella: ni un físico despampanante con el que atraer a los hombres, ni un encanto mesmérico con el que encandilar a sus víctimas, ni siquiera una pizca de maldad. La pobrecita tuvo que quedarse con el aspecto de una girl scout de metro y medio y tirabuzones castaños que vende galletas de puerta en puerta.

¡Hola, me llamo Lucy! pretende ser una colección de tiras cómicas en las que veremos como la joven Lucy hace todo lo que está en su mano para conseguir almas y formarse en el arte de la mercachiflería. La acompañan en su periplo su fiel gata Cristie (tuerta y con media oreja comida), su instructor (con acento argentino, faltaría más), Lucinda (la terrible diablesa) y su señor padre (que no le quita la vista de encima).

No sé hasta qué punto lo mío es el humor, pero me lo paso pipa con estas cosas. Al borde de los treinta te das cuenta de que el futuro cada vez es más corto, pero yo cada vez tengo más cosas acumuladas. Aunque no lleven a ninguna parte, al menos poniéndolas por escrito parece que les rinda homenaje. Como siempre, mil gracias por leer desde las sombras.

17 comentarios:

Karstiel dijo...

¡Necesitamos ver ya esas tiras cómicas! :D

Addictive Epicurean dijo...

Ay, ya me gustaría. Creo que hay algunas que podrían ser divertidas. :)

La lástima es que mis garabatos no llegan ni al nivel del Pictionary.

Karstiel dijo...

¿Y?

¿Conoces posiblemente la tira más conocida entre informáticos http://xkcd.com/ ? (la otra sería Dilbert, pero no viene al caso :P )

Addictive Epicurean dijo...

Sí, sí, sí, de hecho, la mencionan hasta en el cursillo de Python que estoy siguiendo. Bueno, seguía, que me da una pereza ponerme... A ver si lo retomo cuando vuelva a Barcelona. :)

Karstiel dijo...

¿Cursillo de Python? ¡Quiero una explicación de eso ya! :P

Addictive Epicurean dijo...

Ja, ja, ja, ja. No hay mucho que explicar... Me medio obligaron a seguir uno de los cursos que dan por Udacity para hacer un web crawler. ^_^

Lo que pasa es que con tanto ir y venir de casa lo dejé en la unidad cinco. Como mucho, sé hacer una función que me busque los números impares de Fibonacci y después me los sume hasta que el total no supere los dos millones. Ja, ja, ja, ja. Mi idea es seguir dedicándole una horita al día.

Tiberio dijo...

¡Yo compro!

Addictive Epicurean dijo...

Vender, hombre, vender... Que lo que Lucy necesita son almas. Si al final me voy a animar a persuadir a alguien para que me ayude con los dibujos. XD

Tiberio dijo...

yo es que mi alma ya la tengo comprometida... ¿Cómo crees que he conseguido ser tan listo, tan fuerte, tan rico, tan guapo y tan todo? :D

Si tú haces varios guiones, yo te consigo al dibujante. No es broma.

Addictive Epicurean dijo...

Va en serio? O_O

Tengo unos treinta listos (no es que valgan todos, pero bueno)... Espera que vuelva a Barcelona, hablo con mi compi de piso (ella también dibuja) y te digo algo después de pasar los guiones. Es que soy de las que sigue escribiendo en papel.

¡Eres un cielo! *snif*

Tiberio dijo...

Pásamelos y lo miramos :)

Drizzt dijo...

Para compra-venta de almas creo que en Baator, o el Abismo. En algún local selecto de Thay o punto neutral de comercio de la Infraoscuridad lo mismo también se encuentran :P

Python? Publiquese algo de lo que programe!

Addictive Epicurean dijo...

Tiberio => Okis, espera para el lunes 17 un mail mío.

Drizzt => Dame tiempo a que aprenda un poco más. De momento dudo mucho que pudiera hacer algo práctico con lo que sé. Je, je, je. Aunque hay algo que me ha llamado la atención... La manera de pensar es muy lógica. Tengo que cambiar algunas cosas de mi cabeza antes de ponerme, como cuando traduces. Pero de otra forma. Qué bien me explico... Lo que sí quiero hacer es redactar un análisis desde la perspectiva lingüística de un lenguaje artificial. Las partes (sintaxis, morfología, semántica, combinaciones) y su comparación con los lenguajes naturales. Eso para algún día que me levante con MUCHAS fuerzas. :P

Drizzt dijo...

De esa parte de la lingüistica de estos lenguajes se encarga un campo de la informática teórica que esta casi en el campo d elas mates: "TEORÍA DE AUTÓMATAS Y LENGUAJES FORMALES" por si buscas doc. Es muy curiosa, pero en Pucela eran odiadas 2 de las 3 asigaturas del tema por los profes.

Mini tocho:
-Por un lado se trata de reconocer que palabras individuales forman parte de un lenguaje determinado. Hay unas reservadas propias del lenguage ("if" y compañia) y otrs que se pueden construir si te ciñes a unas reglas (las variables). Son palabras sueltas sin mas a las que asocias una "categoría".
-Por otro lado está la gramática (o sintaxis) que dice que (categoría de!) palabras pueden ocupar que lugar en cada frases, que frases son válidas en relaciona otras frases y reglas para solventar ambigüedades. Esta es la parte bonita (salvo los profes).

Hay una práctica en 4º que suele consistir en diseñar un lenguaje o copia de alguno.
-primero que la máquina aprenda a reconocer palabras (su identidad por si aparece mas de una vez y su categoría)
-luego reconocer si las palabras (su categoría, como en lenguaje natural con sustantivos, verbos, etc) de cada frase y el conjunto de ellas forman parte de ese lenguaje (si se ciñen a la sintaxis)
-por último traducir ese conjunto de frases de ese programa (abstractas basadas en categorías), a otro lenguaje (el código máquina ejecutable, u otro lenguaje de programación) con los valores individuales de cada una.

Si te pones a pensarlo con lo de individuos y categorías y tal es muy de filósofos griegos :P XD

P.D: Yo python no se

Drizzt dijo...

Se me pasó:

-Para saber si una palabra es de tu lenguaje y que categoría tiene se usa esto:
http://en.wikipedia.org/wiki/Automata_theory
Es un grafo, conde cada caracter alfanumérico hace saltar de un nodo (o estado) a otro. Si acaba en un estado final, esa palabra es de tu lenguaje y sabes la categoría que tiene (determinada por el estado concreto donde acaba).

-Luego para saber que frases son válidas y como se relacionan entre sí se usa esto (que se ve mejor con el ejemplo):
http://en.wikipedia.org/wiki/Context-free_grammar#Algebraic_expressions
Mientras que tratas de reconocer si se ciñe a tu sintaxis se construye un "árbol" como se ve en el ejemplo. Ese es el que se usa para traducir con valores concretos (no categorías) al lenguaje final (un programa ejecutable ".exe" por ejemplo).

Karstiel dijo...

Qué gracioso es volver a pensar en máquinas de estados y esas cosas...

Ah, TALF, como te echo de menos :/

Addictive Epicurean dijo...

Vosostros dos dais un poquito de miedo, ¿lo sabéis? Solo un poquito.

Je, je, je, je. Gracias por la documentación, Drizzt. A veces es lo que más me marea cuando me decido a hablar de algo. El colmo es que la mitad de las veces no encuentro nada que me pueda servir...

Template by:
Free Blog Templates