jueves, 7 de mayo de 2009

Sherlock Holmes al cine

Tal y como el señorito Black Hole me lo ha recordado hoy, Guy Ritchie está preparando una nueva adaptación cinematográfica en torno a la figura de mi detective favorito. Useasé, que Sherlock Holmes vuelve a la gran pantalla.

Los primeros comentarios que leí al respecto decían que querían hacer un lavado de imagen al caballero de los ojos grises y vender el filme como una película de aventuras. ¡Por mí perfecto! Holmes no era una rata de biblioteca: esgrima, boxeo, artes marciales... Vamos, que arreba buenos mandobles, aunque desde fuera nadie parece percibirlo así. Si es que es carnaza de buena película a lo Indiana Jones.

Ahora bien, luego vinieron las imágenes. Y bueno... Ejem... Digamos que con el lavado de imagen, le han hecho también un lavado de cara. Ahora quiero una explicación: ¿Qué es Sherlock Holmes sin entradas, nariz imponente y la cara chupada? Y esa expresión de cocainómano ocasional (solución del 7%). No es que tenga nada en contra del señor Robert Downey Jr, pero es que no lo veo. Y no, no voy a hablar de Jude Law como Watson... ¿Dónde está el bigote y los mofletes rechonchones y la cara de buenazo?

Pero eso no es todo... Hay algo que temo aún más. Y es que no solo le cambien la cara... sino que intenten hacerlo "guay". Vale, explicaré esto de una vez por todas.

Holmes era CUTRE. CUTRE, CUTRE, CUTRE. CUTRE. Cutre como era Abba y como es Miguel Bosé. Es decir... no es malo (para nada), pero tiene dejes que nunca le permitirían entrar en el grupo de los "chachis" de la clase.

Holmes se subía a una camilla y golpeaba un cadáver con una silla.
Holmes tenía los dedos hechos un cirio porque se pinchaba una y otra vez.
Holmes se echaba por los suelos como un poseso para seguir una pista a rastras.
Holmes tenía altibajos emocionales debidos al aburrimiento y cuando estaba de buen humor saltaba por encima del sofá lleno de felicidad y se ponía a tocar el violín a saber qué horas (estallidos de vida, los llamaría yo).
Holmes a veces parecía loco con sus expresiones faciales y tenía un extraño sentido del humor.

Si es que me lo veo venir... Me querrán hacer un personaje guay de la muerte, que mole a niños y mayores. Que sea frío y calculador y que nunca pierda la compostura. Cierto que Holmes era elegante, pero vamos... Que se le iba la pinza. Pero antes que un excéntrico (que es lo que era), prefieren a un persona "chachi" y "guay". Ese no es mi Holmes, y quiero pensar que tampoco el de muchos otros. Porque la gente tiene una extraña tendencia a idealizar ciertas cosas que no son, ¿verdad?

Este de aquí sí es mi Holmes, y eso que Jeremy Brett tampoco daba al 100% el perfil sherlockiano.


2 comentarios:

Black Hole dijo...

También veo que van a intentar algo así... quizás debieras ir a visitarles con una sombrilla, a ver que opinan al respecto.

Pd. No conocía al del vídeo :S

Addictive Epicurean dijo...

En cuanto me vieran con la sombrilla sentirían tal pavor por mis habilidades empalatorias con ella que acatarían mis órdenes... ¡Guay! *_*

Respecto al video... ¿A que es único e irrepetible? Aysh... Aún tengo que conseguir la colección entera de DVD de este señor *_*

Template by:
Free Blog Templates