miércoles, 21 de julio de 2010

Es gracioso cuando alguien se entera de que estudias Antropología de las Religiones y acto seguido le ves encoger la nariz. Si la persona es educada ahí se acaba la conversación. Si no lo es, o es demasiado sincera, se ríen un rato y luego te preguntan para qué sirven esas cosas. Tú intentas responder, pero no tardas en darte cuenta de que no te escucharán más allá de la segunda frase. Así que te encoges de hombros como si fueras tonta y cambias de tema. Es una de esas cosas que tienes tan claras que no necesitas el consenso del otro, ni esa molesta autojustificación para reafirmarte.

Le he estado dando vueltas y vueltas al tema, y creo que por fin he descubierto dónde radica el problema. Cuando alguien escucha que estudias XXX de las Religiones, debe de pensar que lees la Biblia de cabo a rabo y conoces todos los entresijos que componen la religión cristiana. No es por ofender a los teólogos interesados en la materia, pero ni siquiera a mí me parece interesante esa perspectiva.

Como, sinceramente, no tengo ni puñetera idea de cómo redactar la entrada al final voy a optar por escribirla mediante puntos. Que siempre es muy socorrido y la gente se cansa menos al leer.

a) Religión y no religiones
La Historia de las Religiones (y demás), estudian las religiones y no la religión. Estamos hablando de algo que viene desde el Neolítico, e incluso antes. De hecho, ha venido acompañando al hombre desde que el ser humano es Ser Humano, en el sentido de que jamás ha existido una sociedad sin religión. Yo diría que su variedad es tan amplia como la de las lenguas y que, si te pones, las puedes dividir en familias similares.

Las interrelaciones entre las religiones son algo apasionante (qué desgastada está esta palabra). Puedes ver cómo les han afectado las invasiones, la economía, la dominación externa, cómo se han usado como control de masas y también como medio para mantener cohesionada la sociedad. Es como un "fenómeno" que ha ido mutando junto con la historia del ser humano y, rascando sobre él, ves lo que ha ocurrido antes.

Creo que pondré un ejemplo. En la mitología clásica Zeus estaba casado con Juno. Pues bien, resulta que antes de la llegada de los griegos Juno era la diosa principal de una región XXX. Grecia los invadió y ¿cómo supeditar a las gente de la zona XXX desde sus propias creencias? Fácil, hacemos que su diosa suprema se case con un impresentable y que la gente se ría de ella por er la cornuda suprema.

Puede que practico, lo que se dice práctico, no es que sea. Pero es un engranaje muy complejo. Con estructuras lógicas que cuesta descubrir y paralelismos asombrosos entre diferentes ejemplos de religión. Es divertido porque no es sólo asimilar información, sino que tienes que ir atando cabos en tu cabeza y vas viendo cómo la telaraña/sistema va creciendo.

b) Estudio y no creencia
Ante tanta variedad de fenómenos y manifestaciones, es necesario ser absolutamente objetivo. Y cuando estudias todo este material como un "objeto" dejas de creer al 100% en él. Básicamente porque descubres de dónde proviene todo y por qué. Digamos que la Historia de las Religiones es la puerta a la verdad debajo de la religión.

Ni siquiera la ética y los valores se mantienen estables, sino que hay que ir adaptándolos a cada contexto. Por ejemplo... Las fuentes no son del todo fiables (que a los clásicos también se les iba la pinza), pero al parecer todas las mujeres babilonias debían prostituirse una vez en la vida ante extranjeros. Y lo mismo para las que no se cortaran el pelo en honor de la diosa. Por no hablar del templo que había a la puerta de la ciudad... y tantas otras cosas.

c) Humanismo y no ciencia
Hace unos años una buena amiga me dijo una frase que me marcó bastante y era, más o menos, que somos unos egocéntricos y que nos creemos mejores que las generaciones que vinieron antes que nosotros. Y a la hora de la verdad no hemos cambiado en absoluto. Desde que el Homo sapiens es Homo sapiens, sentimos lo mismo y nuestro cerebro opera de una manera idéntica.

Durante estas últimas generaciones nos hemos centrado en descubrir los misterios del mundo, del universo, la ciencia y la tecnología. Que está muy bien, de verdad. Sin todo eso ahora mismo nuestra vida no sería lo que es. Pero hemos olvidado que la psique del ser humano sigue siendo la misma Las inclinaciones que le llevaron a inventar una creencia X o un dios Y siguen estando en nosotros.

Sólo hay que ver el auge de todo este tipo de creencias new-age... A mí las que más nerviosa me ponen son las que hablan del retorno de la diosa. No es cuestión de considerarlas tonterías, sino de apreciar en ellas el mismo patrón que has observado en quince mil historias y religiones diferentes. La gente sigue creyendo en lo mismo (o queriendo creer) y lo único que ha hecho es lavarle la cara. El fenómeno sigue siendo el mismo. Lo que no saben es que no funcionará, porque son religiones artificiales que, como los lenguajes artificiales, se quedan cortos. Para que estas cosas funcionen tienen que ser naturales y surgir y evolucionar con el ser humano adaptándose al contexto histórico-cultural y no sólo a las necesidades psicológicas de la gente.

Así que, mientras la gente se afana en estudiar el mecanismo de la flauta de émbolo (yo qué sé), aquí una servidora se centra en desentramar y hacerle la autopsia al ser humano como un mero entretenimiento mental. Y si a veces se me va la pinza, muchas otras veces ves que las cosas cuadran.

P.D. No sé sintetizar.
P.D. Y empiezo a pensar que tampoco sé escribir.

13 comentarios:

Karstiel dijo...

Curiosamente siempre he dicho y re-dicho que una asignatura que debiera ser obligatoria en el colegio / instituto es la historia de las religiones.

Algo que ha marcado tan profundamente al ser humano, debería ser estudiado profundamente para entender nuestra propia naturaleza...

Pero como sabemos, las cosas importantes no son prioridad en la educación.

Pd. Ñe

Pd. ¡Ñe!

Addictive Epicurean dijo...

Puuuuuuuuf, por fin alguien que piensa así. Yo también lo metería hasta con calzador si hace falta. Eso y una buena base ética... No para hablar del bien o del mal. Sino para que la gente empiece a pensar que... Grrrrrrrr...

P.D. Grrrrrrr

Karstiel dijo...

Piuffff... ética... No me mentes "eso". La verdad es que la ética y yo no nos llevamos muy bien; quizás tenga que ver con que fue la única cosa que suspendí en el instituto, pero no me acaba de entrar en mi cabeza el concepto de ética enseñada :S

Pd. Curioso

Addictive Epicurean dijo...

Eso lleva a una gran pregunta... ¿La ética puede ser enseñada?

La cuestión es que tú te rompas la cabeza y aprendas a moverte por los temas escabrosos... ¿No?

Yo era de colegio de monjas. No tuvimos ética, sí mucho lavado de cerebro. Pero no le hice caso. Estaba pensando en mis cosas.

Addictive Epicurean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karstiel dijo...

Curioso, yo siempre fui a un colegio público destinados al libre albedrío en aquella época.

La ética era rara, rara, rara...

Es que esta "cosa" debería ser enseñada por las experiencias de uno mismo y a través de las experiencias que puedes encontrarte en la historia (incluída la historia de las religiones); pero así salimos, hechos en cadena de montaje

Addictive Epicurean dijo...

Ya... pero es que las nuevas generaciones salen incluso peor. Eso sí que da miedito...

Se nota que me empiezoa hacer mayor. Huy, esa frase...

Karstiel dijo...

^^U Un poquiño.

La verdad es que creo que, aunque de historia yo soy bastante olvidadizo, ¿no te parece que cada vez que la humanidad parece que crece como conjunto de seres humanos, vuelven los "bárbaros" a dejarnos inhumanos / bestiales? :P

Addictive Epicurean dijo...

Ya decían por ahí que todo es un eterno retorno, ¿no?

Yo creo que es imposible cambiar la sociedad, o que tienes que estar muy motivado para intentarlo en serio. Así que el truco, para nuestras vidas individuales, creo que es simplemente no dejar que te pille la marabunta. Aunque así dicho suena egoísta :S

Ioricl dijo...

Yo siempre he pensado que todos los que estudiamos Humanidades, sea de la rama que sea, nos diferenciamos de los demás en que estudiamos lo que queremos estudiar. Estudiamos por conocer, por suplir esa carencia de conocimientos que nos diferencian de los otros animales inteligentes. Los demás para mi (la mayoría, no todos) están a la altura de los pulpos. Ellos estudian para saber hacer algo, no por curiosidad o por que verdaderamente sienta la pasión que nosotros llegamos a sentir cuando, por ejemplo, reconocemos un cuadro de un autor sin necesidad de leer el nombre, o cuando descubrimos un nuevo edificio o documento antiquísimo donde vivimos.
Esto es lo que nos diferencia. Que nosotros vivimos esto con pasión; ellos trabajan y estudian para vivir el día de mañana.

Karstiel dijo...

@Ioricl: Me gustaría poner un comentario sobre el tuyo porque, no sé... me he sentido un tanto insultado, y no solo yo, sino cualquiera que leyera tu comentario y no hubiera estudiado humanidades.

Dices que los que estudian humanidades son los que verdaderamente sienten lo que hacen... Hombre, si eso te hace sentir feliz y especial, pues me alegro por ti aunque, personalmente, después de estudiar una ingeniería que ha sido el objetivo que he tenido desde pequeño, porque todo aparato electrónico que caía en mis manos me emocionaba y me lanzaba a averiguar como funcionaba y que hizo que estudiase lo que estudié, pues creo que pasión también le he puesto.

Quizás pienses que eso no es pasión. ¿Entonces como englobas a la gente que se pone a investigar con tanto ahínco que sacrifica toda su vida por un sueño?

Ainsss, en fin, que resulta un tanto cómico que digas que solo los de humanidades estudíais lo que queréis estudiar y que sois "los únicos que le ponéis pasión".

Pd. Creo que te puedes imaginar que aunque no lo ponga, si nos vamos a tópicos, desde el lado de ciencias los de humanidades son unos vagos. Dirás que no es cierto, ¿entonces porqué insultas con lo de "pulpos"?

@Addictive Epicurean: ¡Lo siento!

Addictive Epicurean dijo...

Ioricl => ¡Qué ilusión tener otro comentario tuyo! Je, je, je. ^_^ Estoy de acuerdo en parte de lo que dices sobre las Humanidades... Y eso que yo sólo he estudiado Traducción e Interpretación.

Para mí la magia de las Humanidades son las relaciones. Cuanto más ves, más aprendes, cuanto más te impregnas de arte y pensamiento, más claras ves las relaciones entre elementos. Los temas que se repiten a lo largo de la historia, los arquetipos, las causas y efectos con la sociedad de la época, la migración de símbolos o pensamientos, las corrientes, la mutación en el espíritu de la época... Para mí entender todo eso es... Puf y más. Una especie de telaraña con mil y una interrelaciones que poco a poco se expande en tu cabeza. El mecanismo más complejo de entender y desentrañar, porque es un reflejo del ser humano (en cuanto a Ser Humano). Por eso hablo tanto de ellos aquí, me gusta compartir mi visión particular de las cosas, aunque en ocasiones sea un poco peculiar.

A cambio, la gente del blog me ofrece su visión de la misma. Casi nunca concuerda (¿Drizzt, dónde estás? Me tienes abandonada), pero así tengo la posibilidad de otear otras realidades a través de otros ojos. Eso es bonito. Porque si no sólo ves un mundo, el tuyo. Y yo siempre he sentido curiosidad por saber cómo estructuran el mundo los demás. Aunque fuera del blog es algo bastante difícil, la verdad...

Karstiel=> No tienes nada que sentir ^_^. Nos conocemos desde hace demasiados años para eso... Je, je, je. Además, sé cuánto te gusta lo que haces... Y oír/leer a alguien sobre lo que de verdad le apasiona siempre es un placer. Aunque no siempre entiendas todo :S. Pero el cariño de otros por X, te hace apreciar ese objeto.

Joder... Últimamente me da la sensación de que me explico cada vez peor, leches.

Drizzt dijo...

Oigo invocar mi nombre... jeje, si lo dices 3 veces seguidas bailando y girando al contrario de las agujas del reloj puede que no aparezca, pero suelo enviar alguno de mis lacayos sombra a tomar nota del pedido.

XD, ahora fuera de coñas, lo de la Stra. o Sr. Ioricl o lo que sea me parece puro snobismo, amén de una forma de exhorcizar o lloriquear frustraciones laborales y/o económicas en blogs ajenos, y con perfil oculto para que no la repliquen. Como si no hubiera pasión por otro tipo de conocimiento, paso de comentar mas de ese tema.

Volviendo a la entrada de la Srta. Addictive, yo creo que es cuestión de nomenclatura. Haría falta una labor de marketing en el nombre para evitar aversiones y que el modernillo de turno te asocie a la beatería cuando se lo cuentas. Como la mutación de "siniestra" a "izquierda" por poner un ejemplo. Por poner algún titulo alternativo "Arquetipos religiosos de las civilizaciones" aunque me quedó el nombre un poco tontiprogre XD, pero oye, se lo ve mas publicitario, se lo sueltas en el metro al siguiente que pregunte. Lo peor que puede pasar es que te tome por una experta en simbología de una novela de Dan Brown...

Lo que estás estudiendo no es mi fuerte, pero sobre mitos religiosos de las distintas civilizaciones siempre me han llamado la atención la cosmogonía y escatología de cada cultura. El resto de su cultura me daba un poco igual, pero esos mitos me gustaba leerlos, incluso en los mundos ficticios de Tolkien o Reinos Olvidados...

Template by:
Free Blog Templates