viernes, 27 de abril de 2007

Un cuento para antes de dormir

Me he pasado todo el día trabajando. Desde la mañana hasta hace escasos cinco minutos. Aunque hoy no me ha importado... Es cierto que cuando el capítulo es bueno y los personajes se comportan da gusto dar forma a lo que dicen. Es como ir creando mentiras con algo que ya existía.

Y como siempre, de mentiras va la cosa. De mentiras y recuerdos.

Hace mucho que pienso que los recuerdos son como recortes que vamos guardando en una caja. Es curiosa la manera en que vemos y recordamos ciertos acontecimientos. Quedan congelados y eternos como fotos o videos de 10 segundos de mi móvil. Y creo que en esas imágenes perfectas y fugaces está todo su encanto. Porque esos alientos no son más grandes que una foto escondida en una caja de zapatos con otros miles de ellas.

A veces cuando escribes o cuando traduces y estás contento con el resultado es porque consigues crear ese mismo efecto con una canción o una poesía. Son pequeñitas, cuentan un momento, un instante, una mentira. Y nada más. Y cuando consigues pintarlas del color de los recuerdos y convertirlas en recortes de mentira para la caja... Te da la impresión de que has hecho algo bueno.

Lo más gracioso es que ahí se juntan los recortes. Los que son de verdad y sucedieron. Y los que no pasaron jamás pero están pintados con los mismos colores. La única diferencia es un matiz milimetrico del anverso al reverso de un espejo.


Dejo aquí uno de mis recortes favoritos. Porque tal vez nunca me ha pasado, pero me parte el corazón como si fuera mi propia foto. ¿Cómo es posible sentir algo que no has vivido?

Mis suspiros
En silencio
Van desapareciendo con las olas

Mis suspiros y tus suspiros
Amontonados como hojas secas.

Aunque vuelva a nacer mil veces
Quiero seguir ahogándome
Por quererte como aquel día
Con tu cara empapada
Bajo la lluvia de septiembre

Mi cuerpo al abrazarte ¿lo recuerdas?

Hojas de otoño
Cielo de otoño
Camino carmesí de otoño
Camino solo por el firmamento.

Iluminada por la luz de la tragedia y la comedia
... una historia de amor como otra cualquiera
Iluminada por la luz de la tragedia y la comedia
... la continuación del sueño de ayer

Cuando las hojas que cubren el suelo
Se llenen de escarcha
En ese momento, amor mío
Te diré adiós para siempre

6 comentarios:

la ignorancia dijo...

Lo peor/mejor es cuando empiezas a apreciar más esa vida no vivida que la tuya propia...

Tan bueno este tema...

Ayne dijo...

Como bien dicen por ahí arriba... ¿eso es bueno o malo?
Ah... qué me vas a contar... a veces es difícil distinguir. A veces adornamos los recuerdos para que se parezcan a lo que nos habría gustado, y al final los damos por buenos... o a veces los sueños son tan vívidos que ya no estamos seguras de si han pasado de verdad o no. Personalmente me gusta que ocurran cosas, pequeñas coincidencias, que me hagan creer que todo eso pudo haber sido... Sería muy aburrido vivir solamente en el suelo.
Precioso poema. Hace la tira de tiempo que no escribo ninguno, mi musa vive de vacaciones perpetuas ^^U

Addictive Epicurean dijo...

La verdad es que ya era hora de que vosotras dos os conocierais, jeje. Que sea por aquí es curioso... Pero cuando conocí a Koneko (la ignorada) me recordó inmediatamente a Ayne... Incluso en el pelo, jeje. ^_^

Pero tenéis razón... Si eso es bueno o malo es algo bastante ambigüo... Volar demasiado ofrece demasiado placer, y por lo tanto demasiada dependencia y demasiado sufrimiento...

Pero lo que No es, a su manera también existe. Lo que quiero saber es hasta que nivel... A veces los límites están tan dispersos. * sigh * Cada vez que me pongo así siento que debería dormir unas cuantas horitas más jejeje. Saluditos.

Ayne dijo...

o_o Anda... qué curioso. Pues encantada de conocerte, aunque sea de forma "indirecta" ^_^U

Bueno, ya sabes mi lema, todo existe hasta que se demuestre lo contrario. Y no al revés como nos quieren hacer creer estos muggles de hoy en día :P

Black Hole dijo...

Real, no real... al final todo da igual y todo es igual de verdadero...

la ignorancia dijo...

Ah :) la encantada soy yo ::reverencias::

El día en que conocí a Mana chan, sin previo aviso va y me dice "me recuerdas mucho a una amiga" y yo O_O
Nunca pensé que tuviera un gemelo y mucho menos que llegara a conocerlo; todo por seguir la estela de magia que esta chica va dejando a su paso. Gracias Mana chan! Un saludo, ayne!

Template by:
Free Blog Templates