martes, 29 de diciembre de 2009

De vuelta a la tierra de los vivos

Estas Navidades van a pasar a la historia, ya lo creo que sí. No sólo me ha tocado quedarme en Barcelona y pasar la Navidad sola... Sino que me he pasado la Nochebuena, la Navidad y el día de San Esteban enteros con un resfriado de tres pares de narices sin poderme levantar más que para ir al baño.

En serio... a veces pienso que sea doña pupas y que encima me ocurran todas las desgracias a la vez y de la manera más trágico-peliculera posible. O tal vez sea yo, que tengo la manía de verlas y contarlas así. De todos modos, intento ser optimista. Ya he vuelto ligeramente a la tierra de los vivos y tengo la cabeza sobre los hombros. Exceptuando la pequeña paranoia de todas las noches de que dos sicarios del argentino loco vienen a por mí. Después de tantas horas en la cama mirando un techo sin caras, he analizado todos los puntos débiles de la casa, he calculado las rutas de escape y también he ideado el plan más certero para seguir viva. Eso sí, necesito dosis industriales de valeriana para relajarme y dormir por la noche.

Ay, madre... Venga, sólo un poquito de estabilidad. Sólo un poquito. Seguro que cuando entre de nuevo en la rutina todo irá mejor. Pero ahora estoy cansadita.

Eso sí, me estoy viciando a ver Mentes Criminales... Lo cual no ayuda para que me tranquilice frente a asesinos potenciales, claro. Si va a ser por esto y todo... Hum. En fin, que acabo de leer una de las frases que pasarán a la historia y no me he podido resistir a escribirla por aquí: "Sé lo que es tener miedo de tu propia mente."

¿Alguien sabe dónde está el botón de stop en la condenada centrifugadora mental? Además de enferma y sola por Navidades, para colmo con the paranoia returns. Uaaaaaaaaaaargh. Odio los días como éstos. ¡Gromf! ¡Hale, ahora me enfurruño!

¡Por cierto, estoy escribiendo mucho!

4 comentarios:

pampalluga dijo...

Cuando vengan los tíos esos... Tírales el armario que tenemos en el pasillo!!! Y rápido a buscar la raqueta de tennis!!! Sino, saltas por el balcón a casa la vecina.
Deporte de riesgo...

Escribe que escribirás!!!

Addictive Epicurean dijo...

¡Estoy en ello! Jis, jis, jis.

Sí, bueno... El armario lo suelo poner para bloquear la puerta. Ahora ya estoy más tranquila, pero ha habido noches en las que casi pongo hasta el mueble ése de mármol. Juas, juas, juas.

La ruta de salida hacia el balcón de la vecina ya me la había planteado, porque además se puede acceder al balcón directamente desde mi habitación. La otra opción que se me había ocurrido es dejar un bote de lejia, una botella de alochol y una caja de cerillas en la curva del pasillo para prenderles fuego. Errrr... Menos mal que ahora empieza a tranquilizarse mi cabecita, ¡no podía aguantar mucho tiempo a ese ritmo!

Black Hole dijo...

Deberías preparar una trampa que empalara directamente con una de tus sombrillas a los esbirros y se abriera luego ;)

Addictive Epicurean dijo...

Hum... ¡Ni me había planteado lo de la sombrilla! con eso puedes hacerte una pequeña idea del estado de congelación mental en la que me ha pillado todo esto, ¡de lo contrario habría sido mi primera opción!

Gracias por todo, entre otras cosas el mail y el mensajito de felicitación ^_^

Template by:
Free Blog Templates