sábado, 17 de octubre de 2009

Desde Toulouse con amor (sobre todo, mucho amor)

Meteoro y yo hemos llegado sanos y salvos a Toulouse. Nada más poner los pies fuera del autobús he comprendido que hice lo correcto al decidir venir. Hacia tiempo, mucho tiempo que no me sentía así.

Tampoco hay mucho que decir, porque he llegado a la ciudad que casi eran las seis de la tarde. El viaje en autobús ha sido agradable y me ha dado tiempo a dormir todo lo que no dormí anoche por estar trabajando, je, je. Sólo mencionar que dos veces nos han parado en aduanas y la segunda todo el mundo se me ha reído en la cara cuando me han preguntado a qué venia. ¿Tan raro es hacer un viaje de siete horas en bus para ver un concierto? ¿La gente ya no hace locuras o qué?

He visto sólo los alrededores del hotel pero Toulouse parece una ciudad encantadora. Es de otoño frío, de gente sería y de silencio por las calles. Todo se ve un poco triste y ajado por estas fechas, pero seguro que en primavera tiene una luz encantadora. Y a diferencia de lo que me venía diciendo la gente, los franceses de esta zona han sido todos encantadores. Hoteles, restaurantes, autobuses, taxistas. Siempre con una sonrisa de oreja a oreja y mira que hablo poco francés, pero de momento no he tenido ningún problema de comunicación... A excepción de decir finamente que no al recepcionista del hotel que me ha tirado los trastos y no me ha dejado salir en media hora. Por no mencionar que yo evidentemente voy con mis pintas y no he recibido ni una sola mirada de reproche. Estoy empezando a pensar en pasarme una semanita al año aquí...

¿Qué más? Bueno, sí. Que he hecho una entrada triunfal en la ciudad... Doy dos pasos alejándome de la estación y lo primero que me ocurre es que me caga un pájaro (gigante) en la cabeza y todo el cuello del abrigo... ¡Lo que me ha costado sacarlo, señor!

Pero está siendo divertido. He cenado sin preocuparme por el dinero con unas vistas preciosas, he estado una hora en una bañera con agua caliente y ahora estoy metida en una cama de madrugada para mí solita mientras escucho... H.I.M. XDDD Y luego, con un poco de suerte me pondré a escribir hasta mañana por la mañana. La habitación es climatizada, así que no voy a pasar frío aunque fuera haga ahora unos -3 grados.

Intentaré acostarme pronto, que mañana quiero madrugar para paterme al menos media ciudad. Como ver museos me quitaría demasiado tiempo que no tengo, me he decantado por recorrerme los canales (preciosos) y los jardines de toda la ciudad. Y luego tirar directamente para el concierto... A ver si me acuerdo de preguntar mañana hasta qué hora funciona el metro, porque tendré que tenerlo en cuenta digo yo.

Hacía tanto tiempo que no desconectaba de todo... Incluso me da la sensación de que las calles aquí son más tranquilas, que la gente va más despacio. Que no hay tanto ruido. Me gusta esa sensación, aunque imagino que debe de ser por el frío, que no dan muchas ganas de quedarse en la calle.

Y después de esta crónica tan insíida, me voy a escribir un ratito y a dormir. Y a ver si mañana puedo comentar algo más... Fotos no hay, pero estoy sacando video e todo. Yeah!

Sweet dreams a todo el mundo. Yo voy a dormir como no lo había hecho en años... Esto tengo que repetirlo o hacer cambios en mi vida. O ambas cosas.

7 comentarios:

Moroboshi dijo...

Me alegro mucho por ti, te lo merecías desde hacía siglos. De verdad. Y qué envidia poder hacer una escapadita así. Un abrazo, guapa!

hypericon dijo...

estoy que no me aguanto de sueño, pero quería decirte que me alegro de que estés ahí y todo esté siendo tan agradable. Lo francés tiene un saber estar, una esencia y una luz propia... que espero que puedas disfrutar. A ver si mañana consigo comentarte mejor ^^'
PD: no, lo de ir a un concierto en bus no tiene nada de raro. Bueno, quizás dd que nos invadieron los aviones low cost un poquito, pero qué narices, que vivan aquellos años de hacer tours en la fragoneta por media europa.

Drizzt dijo...

Que indochine usted bien!

Black Hole dijo...

¡Qué la miren mucho!

Tiberio dijo...

¿pero qué haces escribiendo en el blog? ¡disfruta de Toulouse, leches, y ya nos lo contarás todo! :D

pampalluga dijo...

Niña, el metro acaba a las 12 de la noche, ya te vale llamarme pa preguntar, és broma... poma ^^

¡Creo que todos estamos ansiosos por ver los vídeos!

Addictive Epicurean dijo...

1.- ¡Y cómo lo aproveché! Lo único malo fue la depresión a la vuelta, pero eso ya lo sabes que casi te la lloro encima. Cuando pase el salón me corto el pelo y me plantearé unas cuantas cosas... Puf. ¡Y la próxima vez que me meta en líos de estos línchame!

2.- Tienen otro glamour los buses y los trenes. No sé... son igualmente cajas de sardinas, pero ves el paisaje. Y como tardas en llegar, puedes leer, pensar, escribir e imaginarte lo que harás a continuación. Sin expectativa y nerviosismo nada tiene gracia, ¿no? Me alegro de haberte tenido el lunes en Sants nada más llegar, lo llevaba bastante mal ^_^U

3.- ¡Indochiné de maravilla! Una experiencia de lo más recomendable. Si alguien quiere saber lo que es un momento de Vida, creo que debería hacer este tipo de viaje al menos una vez.

4.- ¡Huy, ya lo creo que me miraron! Es que la armé tanto, y tanto en todas partes. Pero la gente era amable y de mirada agradable. Así que no hubo ni prejuicios ni reproches. Yo creo que mi voz de tonta diciendo: Je ne parle pas français ayudó bastante. XD

5.- Joooo, es que había vuelto temprano al hotel y me hacía ilusión registrar la felicidad del momento *snif* *snif*. Antes se lo comentaba a alguien más por mail... sé que debo un montón de mensajes y demás, pero con el salón del manga y el tema del trabajo estoy que duermo cinco horas raspadas y no llego a casi nada. Joooo, que paseeee...

6.- ¡Oye! ¡Que precisamente esa llamada me valió el momentazo del viaje! Mira lo que son las coincidencias... Si no me hubiera parado a comprar dos camisetas antes de sentarme, no me habría tocado ese sitio y nada de aquello habría pasado.

Muchas gracias a todos ^_^

Template by:
Free Blog Templates