jueves, 8 de octubre de 2009

El vestido...

Para mí, ése es siempre el vestido.

Me ha costado sangre, sudor y lágrimas, pero en el servidor de la Universidad Autónoma de Barcelona por fin consta que soy licenciada. ¡Mi expediente está cerrado! El último trabajo, el de alquimia, resultó especialmente mortal pero saqué un 9. Mwa, ja, ja, ja.

Así que, aunque mi economía deje bastante que desear, me he permitido un pequeño capricho para celebrarlo. Nunca he festejado mi cumpleaños, ni los grandes acontecimiento como comprarme una casa o sobrevivir a un pico de trabajo. Me lo tomo todo con una normalidad y filosofía que dan asco...

Pero últimamente me he dado cuenta de que algunas cosas hay que celebrarlas comprando tarta para todos, quedando para cenar o haciendo un brindis. No es porque necesite premios; no, no creo que sea algo tan pragmático.

Es más bien que en los últimos años se está perdiendo el don de atribuirle a cada cosa el valor que verdaderamente merece. Si algo es importante, hay que hacer que SEA IMPORTANTE. Si no, la vida se escurre entre las manos sin haber disfrutado ni vivido las cosas en su grandeza.

Creo que estoy llevando la justificación de mi consumismo a unos extremos insospechados. Sea como fuere, mi vestido:

Así que ahora estoy a la espera de esto. ¡Falta un poco menos para conquistar el mundo! Esto me da un mínimo de presencia +15 o algo así.



P.D. Me alegro de volver a pensar que de verdad puedo con todo.

4 comentarios:

Drizzt dijo...

Hay que verlo con modelo mejor ;)

Addictive Epicurean dijo...

Mira, pues con esta maravilla igual me saco una foto y todo. XD

hypericon dijo...

A ese vestido le estás faltando tú.
Últimamente es algo que se me pasa por la cabeza, algo muy obvio por otro lado. No es la ropa, sino nosotros. Revisé la web, me encantó esta camisa http://www.alice-auaa.com/main.php?p=35 (qué previsible) ¿Sabes la de cosas que he dejado a medio celebrar en este último año? a medias, que es lo peor. Aún creo que debería de intentar ponerle remedio a eso.

Addictive Epicurean dijo...

A veces es por descuido, pero otras veces dejamos pasar las cosas sin celebrarlo proque creemos que no merece la pena hacerlo. Y cualquier logro o motivo de alegría merece la pena celebrarlo...

Por cierto, ¡yo también me había fijado en esa camisa! ^_^ Es lo que tiene Auaa... cuando dan en el clavo, dan de verdad. Jis, jis. Cuando llegue el vestido te avisaré. No me da la gana estrenarlo para el Salón del Manga... Esa pieza de coleccionista merece algo mucho mejor para inaugurarlo.

Template by:
Free Blog Templates